La obra de Matxinbarrena, tendente a la geometría, la línea y el monocromo, denota una voluntad recurrente de hablar sobre las formas como concepto. A través de ella, el artista construirá los contenidos de sus obras, en un largo proceso que atraviesa diversas etapas y contextos, para llevar al límite este lenguaje creativo. De forma paralela, se interesa por la memoria y el pasado, aproximándose a ciertos escenarios cargados de contenido y vivencias, incidiendo en una dimensión espacial más decidida,

jugando con la tensión entre diferentes elementos de la arquitectura, escultura y pintura, dentro de unas nuevas pautas de convivencia entre estas expresiones artísticas. La obra de Álvaro Matxinbarrena se ha expuesto en numerosas galerías, fundaciones y museos nacionales e internacionales, como el MANCARS, Museo de Arte Contemporáneo Patio Herreriano de Valladolid, Cable Factory Helsinki (Finlandia), Museo de Arte de Quito (Ecuador) o Instituto Cervantes (Roma).

Web del artista